No hay nada más típico en el País Vasco que visitar los bares de pintxos en Bilbao. Se puede decir que si no visitas uno de ellos, es como si no hubieras estado allí. Aquí te vamos a contar unas cuantas curiosidades que esconden los pintxos y que probablemente desconozcas.

Su origen no es del todo seguro, aunque muchos lo situan en un conocido bar frente a la playa de la Concha en San Sebastián durante los años 30. Otro tema diferente es que son muchos los que dicen que encontrarás los mejor preparados en los bares de pintxos de Bilbao.

Si por algo es conocido Euskadi es por las inmejorables rutas de bares de pintxos a las que puedes recurrir, y las múltiples variedades que te encontrarás en cada uno de ellos. Un buen bar de pintxos siempre te ofrecerá una amplia variedad que recoge desde los pintxos más tradicionales hasta aquellos de elaboración más compleja.

Hay una creencia que relaciona el nacimiento de los pintxos y las tapas, y no es así. El pintxo está compuesto de una receta elaborada al detalle y la tapa es una pequeña ración de comida dispuesta para acompañar una bebida. Además, fueron utilizados en sus orígenes como reclamo para que la gente accediera a los bares. Su nombre proviene del pincho que sujetaba la comida sobre el pan.

Otra curiosidad que llama la atención es el método empleado en algunos bares, donde se cuentan los palillos que tiene cada cliente para saber lo que ha consumido y llevar a cabo la cuenta.

En cualquier caso, si quieres conocer de primera mano esta tradición tan propia de la cultura gastronómica vasca, visita el Bar El Globo. Te esperan una diversidad de pintxos que no te dejarán indiferente. ¡Ven a visitarnos! Estaremos encantados de atenderte.